Consejos basicos sobre las sobrecargas musculares

Si realizas algún deporte de alta exigencia, seguramente que en algún momento sufriste de alguna sobrecarga muscular, puesto que es una lesión bastante común. Para una recuperación más rápida, lo mejor es recurrir a los fisioterapeutas valdepeñas, porque estos te darán siempre los tratamientos de vanguardia para que disfrutes de una recuperación rápida.

En todos los casos, siempre es bueno conocer qué son las sobrecargas musculares, como se tratan y cómo prevenirlas. De esto va este post, así que si te interesa conocer todo sobre las sobrecargas musculares entonces te recomiendo que sigas leyendo.

¿Qué es una sobrecarga muscular?

Debes tener en cuenta que una sobrecarga muscular es una contracción involuntaria de las fibras musculares, la cual se debe a una práctica excesiva de algún tipo de deporte. También se presentan en muchas ocasiones por la mala ejecución durante un ejercicio.

Lo más normal es que se produzca por la repetición errónea de un gesto deportivo, el cual provoca que el músculo se deba esforzar más de lo normal, y ello causará esta afección. Normalmente se presenta más en el cuello, en los hombros y en las extremidades superiores, siendo una lesión que produce mucho dolor y pesadez en los músculos.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de este tipo de lesiones se basa principalmente en el calentamiento adecuado de la zona afectada. Especialmente porque la terapia de calor local y el masajeo de la zona es lo que más se recomienda en todos los casos.

También, el tratamiento se debe apoyar con profesionales en fisioterapia, puesto que se deben elegir procedimientos ideales para el grupo muscular afectado. Con este tipo de terapias, siempre se logra una recuperación rápida, y si tienes mucho dolor, lo mejor será acudir al médico para que este te pueda dar medicamentos que ayuden a reducir la inflamación.

¿Cómo se previene la sobrecarga muscular?

Para prevenir esta patología debes poner en práctica estos consejos básicos:

  • Realiza el estiramiento después del entrenamiento.
  • Realiza los ejercicios que puedes soportar dependiendo de tu nivel físico, sin someterse a un entrenamiento excesivo.
  • Incluye descansos dentro de las rutinas de entrenamiento.
  • Mantén siempre un buen nivel de hidratación.
  • Acude de manera regular al fisioterapeuta para terapias de descarga muscular.

En todos los casos, si sigues estos consejos podrás disminuir en gran medida el riesgo de que puedas sufrir una sobrecarga muscular. Además, el calentamiento previo al ejercicio será siempre básico para que no tengas problemas con tus músculos.