Cuando es un buen momento para tener hijos

Seamos sinceros, nunca es un buen momento para tener hijos, todos nos lo pensamos mucho, muchísimo a la hora de decidir tener un hijo. Las razones son muchas, las excusas más. El trabajo suele ser la primera excusa que nos ponemos para no tener hijos en ese momento, las horas de trabajo, los horarios, tener que dejar de trabajar para criar un bebé… eso es en lo primero que pensamos cuando pensamos en ser padres. Los problemas económicos también se cuelan en el ranking de las primeras excusas que ponemos, y es que la falta de fluidez económica nos echa mucho para atrás a la hora de tener un hijo. Los gastos son muchos y en un periodo de tiempo relativamente corto, es por eso que siempre tenemos a mano la información que hay en la página www.ellaone.es por si acaso ocurre algo que nos obligue a tomar la decisión de comprar la pastilla del día después.

La edad, este es otro de los motivos por el que preferimos tener hijos después, antes los teníamos entre los veinte uno y los veinticinco, ahora rondamos la treintena cuando tenemos nuestro primer hijo, cada vez los tenemos más tarde, esto lo hacemos para reforzar un poco la estabilidad laboral y familiar, para saber que tenemos cubiertos todos los flancos y que vamos a ser capaces de afrontar todo lo que se nos venga encima.

La verdad es que la mayoría de las veces no tenemos hijos por miedo, miedo a lo desconocido, miedo a no saber si sernos buenos padres, miedo a que nuestras vidas cambien demasiado, miedo a que salga mal. La vida está llena de obstáculos, nadie regala nada a nadie, nadie nos ayudará cuando lo necesitemos, nadie nos echará una mano, pero nosotros debemos de ser capaces de salir adelante por nuestros propios medios, debemos de ser capaces de ayudarnos y de ayudar a los demás, debemos de ser capaces de elegir la opción adecuada para el momento de la vida en el que estamos, debemos de ser responsables de lo que hacemos y así podremos tomar las decisiones acertadas.

Tener un hijo es una decisión que no hay que tomar a la ligera, es una decisión que debemos de meditar, consultar y pensar. Debemos de ser capaces de saber si es el momento adecuado, tener un hijo es u paso muy importante en la vida.