La llegada de la semana santa

Ya huele a claveles, ya huele a cera, ya huele a incienso. Todos estos olores nos anuncian la llegada de la semana santa, todos eso olores nos dicen a los cristianos que se aproxima el tiempo de recogimiento y de estar en paz. Somos muchos los que disfrutamos de las procesiones, esas en las que se te ponen los pelos de punta al ver pasar la imagen del Cristo crucificado ante tus ojos, esas en las que una señora dedica una saeta que eriza la piel de los asistentes, esa en la que se saltan las lágrimas de las personas más devotas. Las procesiones no gustan a todo el mucho, pero sí que muchos las disfrutan con entusiasmo.

Andalucía es una de las Comunidades Autónomas en la que más se vive la Semana Santa, por eso los que vivimos en Madrid procuramos bajar a Andalucía para poder disfrutar de la semana santa y de las procesiones como es debido. Es por esto, porque el camino es largo, que ponemos el coche a punto para no tener ningún problema mecánico en el trayecto. En estas fechas somos muchos los que tenemos que comprar neumaticos para nuestros coches, somos muchos los que queremos asegurarnos de que el coche va a ir y volver sin darnos ningún problema.

Buscamos los mejores sitios en los que poder comprar ruedas segunda mano madrid para poder comprarlas al mejor precio posible y no tener que prescindir de nada en el viaje por que hemos comprado unas ruedas que se nos iban de presupuesto. Las mejores ruedas no son necesariamente  las más caras, a veces la calidad está reñida con el precio y otras veces no, la cuestión es encontrar el lugar adecuado para poder encontrar el mejor producto al mejor precio.
Ya solo nos va a quedar disfrutar todo lo que podamos de la Semana Santa sobre todo por que como mínimo tendremos cuatro días para disfrutarlos plenamente y porque es el preludio al buen tiempo que tanta falta nos está haciendo ya, sobre todo a los que nos apetece ya tomar un poco los rayos solares cuando salimos a la calle, o a los que ya nos va apeteciendo salir a tomar una caña a una terracita en la plaza del pueblo. Sea por lo que sea, debemos de para una buena Semana Santa y esperar con paciencia la llegada del verano.