Ventajas de los microcreditos para los autonomos

Cuando hablamos de los autónomos, estamos hablando de un colectivo que suele tener siempre muchos problemas a la hora de encontrar financiación para sus proyectos. Es por ello por lo que desde nuestro punto de vista, los microcréditos pueden llegar a ser una buena vía para conseguir esta financiación que tanto necesitan. A día de hoy, los bancos no solamente exigen unos requisitos extremadamente duros, sino que tampoco es muy frecuente encontrarse a un emprendedor, es decir, a un autónomo que tenga los suficientes recursos propios a nivel económico como para poder iniciar su andadura en esta línea de negocio.

 

La primera ventaja que nosotros pensamos que tienen los microcréditos son los requisitos. No queremos decir con esto que las entidades financieras que conceden microcréditos no tengan unos requisitos exigentes. Sin embargo hay que tener muy en cuenta que suelen ser mucho menos severos que las entidades financieras habituales. En muchas ocasiones con presentar únicamente una documentación de identificación nacional como pueda ser el carnet de identidad, el proyecto que se quiere abordar y una petición de dinero y un plazo de devolución relativamente asequible, esta entidad proporcionará al autónomo todo lo que necesita.

 

A partir de aquí, también tenemos que tener muy en cuenta que los plazos de devolución así como las cuotas son bastante asequibles para el autónomo que no tenemos que perder de vista que es una persona que sí se está dedicando a su propio proyecto es porque no va a disponer de unos grandes recursos económicos por lo menos a corto o a medio plazo. Además, dentro de las entidades financieras que proporcionan este tipo de préstamos, los intereses ya no son tan elevados como lo eran hace algunos años. Esto hace que el dinero que tenga que devolver el autónomo no sea excesivamente elevado si lo comparamos con hace dos lustros.
Por último, pero no por ello menos importante, también contamos con la ventaja de que estas entidades crediticias, llegan incluso a dar préstamos con ASNEF o con otra situación muy concreta de impagado. Con esto lo que queremos decir es que hay veces que no importa si un autónomo en su día fue una persona morosa o lo es en este preciso instante. Estas entidades se han ganado su fama a pulso por proporcionar cierta solvencia económica a todo aquel emprendedor que lo necesita. Algo que no hacen las entidades bancarias habituales en la actualidad.